Talleres de Práctica | Es Filosofia

Taller filosófico

Taller de Filosofía de Equánima. En la foto, Ada Galán cofundadora de Equánima.org

Talleres de Práctica Filosófica o Diálogos Socráticos

Aunque los Talleres de Práctica Filosófica tienen un difuso origen histórico debemos diferenciarlos claramente de los FiloCafés o Cafés Filosóficos, porque su objetivo es diferente:
Si en el Filocafé encontramos un ambiente más distendido e informal, más laxo en cuanto a sus normas y a su metodología, el Taller Filosófico se desarrolla como un trabajo más profundo, más formal y con una metodología más estricta, aunque sin caer en el seminario ni en las conferencias de Filosofía. Se ha de tener claro que el objetivo de ambas actividades es la de acercar a la Filosofía al público común, haciendo esta atractiva pero ofreciendo un esfuerzo intelectual que se convierte en el fruto de una experiencia común de profundidad filosófica y reflexión más clara.

Los talleres también se conforman en un grupo heterogéneo pero aquí la figura del filósofo o guía obtiene un cariz más importante, pues es quien guía el trabajo del grupo, sin caer en las opiniones superficiales pero tampoco convirtiéndose en una clase magistral.
Los Talleres de Filosofía pueden estar divididos a su vez en dos:
-Talleres de Filosofía con Contenido Histórico. En ellos, el filósofo introduce tesis de diferentes filósofos a lo largo de la historia de la Filosofía. Pero su fin no es solo el saber memorístico sino que en ellos también se produce el diálogo, el uso de la actitud crítica y un paso entre dichas tesis filosóficas y su validez actual, luego el diálogo filosófico queda siempre asegurado
-Taller de Práctica Filosófica. En este se prima mucho más la metodología usada. Se trabaja sobre la manera de argumentar, la capacidad de hacer críticas. Luego en ellos el compromiso con el contenido no resalta tanto, pero sí la forma de lo dicho. Estos talleres son muy usados por Óscar Brenifier, en los cuales se recata un modo de filosofar en grupo muy interesante.
Él nos habla de dichos talleres llevados al aula por parte de los docentes, pero su uso es extensible a cualquier grupo interesado.
A esta segunda modalidad de Taller Filosófico también se une el Diálogo Socrático, pues en estos grupos se busca mediante un método la investigación de la verdad y la validadez de las opiniones.

De los talleres hay que desmitificar la idea de que son debates formales o tertulias informales. Su estructura metodológica imprime en éstos una actitud de compromiso y un valor extra, puesto que la participación en ellos potencia algunos ámbitos de los participantes que no se trabajan en debates o en tertulias informales, como pueden ser: escucha activa, humildad ante las críticas, creación de argumentos válidos, coherentes y buenos para el diálogo, el uso de la búsqueda de la reflexión compartida sin caer en monólogos, etc.

Algunos de los Talleres de Equánima se desarrollaron por Streaming, es decir, cualquier persona desde sus casas con una conexión a internet podían participar en la sesión, además de lanzar ideas por el hashtag en Twitter #filolab

En nuestro Mapa Filosófico, de nuevo, puedes encontrar todos los países y ciudades en los que se realizan estas prácticas y como poder contactar con los organizadores para participar en ellas.

Muchos de los asistentes, aunque sorprendidos por las normas que se imponen en los Talleres de Práctica Filosófica, sienten un trabajo eficiente y eficaz, en donde se trabajan ámbitos que en los centros educativos no se tocan.
Es curioso comprobar como casi todos los asistentes se sienten agotados tras el esfuerzo intelectual que se hace durante una sesión de Taller filosófico. Anímate a probarlo.

 

 

Para terminar os recomendamos algunos de los libros que os sirven para seguir profundizando en este tema:
“El diálogo en clase”, “Filosofar como Sócrates”
de Óscar Brenifier

Además de algunos artículos donde seguir indagando, como son:
¿Qué es un Diálogo Socrático? de Kristof van Rossem
Condiciones para que la práctica sea filosófica. de Mercedes García